martes, 29 de diciembre de 2009

ALEJANDRA MONSALVO



(Detrás de las palabras)

EN UN CAFÉ


Un café es
una catedral a la que a veces entramos
esperanzados en hallar más de nosotros mismos.

Pero Dios no está allí.
Sí su íntimo silencio
balanceándose en nuestra confusión.
Sí ese deseo de ser eternos
ahogando preguntas
en la larga plenitud de un segundo.

Sin rostros amados en sus sillas igual nos detenemos.

Porque entre las músicas bajas, las luces ténues,
las conversaciones de los extraños
y aquel ínfimo
haz de luz que nos redime de la soledad,
uno finalmente encuentra algo.

Aunque sea ese humeante sabor
que por un instante
nos consuela el cuerpo.



ALEJANDRA MONSALVO nació en Mercedes (Bs. As.) en 1962. Desde 1978 a 1980 participó en el movimiento de poesía subterránea como poeta y editora. Tiene escritos numerosos poemas que fueron publicados en distintas revistas , antologías y páginas webs. Fue becada como investigadora en Genética (Universidad Nacional del Sur, Bahia Blanca) y como profesora de idioma alemán (Goethe-Institut, Munich, Alemania). Es Ingeniera Agrónoma, profesora en Ciencias Agrarias, de Alemán y de Italiano. Actualmente estudia el profesorado de Lengua y Literatura ,está casada y vive en la ciudad de Punta Alta, Buenos Aires , dedicada a la docencia.



Paradecir 23 - Alejandra Monsalvo buscar link a la derecha "Paradecir 23 - Alejandra Monsalvo"

sábado, 11 de julio de 2009

Es necesario homenajear a la gente imprescindible

video



LOS MIRO A TODOS USTEDES
Y VEO EL AMOR DORMIDO
MIENTRAS MI GUITARRA DULCEMENTE LLORA

MIRO EL SUELO
VEO QUE HAY QUE BARRERLO
Y MI GUITARRA QUE DULCEMENTE LLORA

NO SÉ PORQUÉ
NADIE TE DIJO
CÓMO REVELAR TU AMOR
NO SÉ CÓMO
ALGUIEN PUDO CONTROLARTE
TE COMPRARON Y TE VENDIERON

MIRO EL MUNDO
Y VEO QUE DA VUELTAS
MIENTRAS MI GUITARRA DULCEMENTE LLORA

DE CADA ERROR
SIN DUDA APRENDEMOS
Y MI GUITARRA QUE DULCEMENTE LLORA

NO SÉ CÓMO
PUDIERON DISTRAERTE
Y PERVERTIRTE TAMBIÉN
NO SÉ CÓMO
TE TRASTOCARON
NADIE TE AVISÓ

LOS MIRO A TODOS USTEDES
Y VEO EL AMOR DORMIDO
MIENTRAS MI GUITARRA DULCEMENTE LLORA

LOS MIRO A TODOS USTEDES
Y MI GUITARRA QUE DULCEMENTE LLORA

George Harrison

domingo, 14 de junio de 2009



Virginia Perrone nos propone “burlar la palabra vacía”.

Hoy por hoy, en que las cuestiones más nobles son acometidas como mera decoración de un único discurso de puro interés e individualismo desaforado, esta propuesta es un gran desafío. En una realidad en que todo es mercancía de oferta y demanda… insertar contenido a la palabra es una tarea ciclópea… porque a nadie le interesa el peso de la palabra ni el sentido de los sentidos…

Esto que parece un delirio literario, puede verse cotidianamente en los mensajes obscenamente livianos de los comunicadores (¿o incomunicadores?) masivos, en los mensajes de los funcionarios y todo el elenco de marionetas públicas.

Descolguémonos por los trazos que nos ofrece Virginia para ir conectando con el contenido y la fuerza de la palabra… como decía el loco apóstol: “en el principio era la palabra…”

Afectuosamente, Luis C. Aguirre








"Nací Porteña un 15 de marzo de 1955 en Buenos Aires. Resido en el Barrio de Caballito de esta Capital. Soy Psicóloga y Poeta.



Entre los años 1994 y 1995 participé en siete antologías poéticas. En 1998 integré "Poesía en el Subte", organizada por "La Nación Revista" y "Metrovías", publicó: "Ediciones de la Flor".

Hasta la actualidad publiqué tres libros de Poesía, -"Orillas del Mundo" (Corregidor,1995), "Desamparo de los Días" (Corregidor, 1998) y "Decires (Breves ensayos poéticos en prosa)" (Corregidor, 2003).

Participé y participo con Poesías y Páginas Poéticas en diferentes Medios y Revistas virtuales e impresas.

Actualmente se van escribiendo "Los Trazos", o ellos me van escribiendo a mí. Poemas al sesgo, al Trazo, breves e intensos, pretendo, instantes de luz, sinécdoques fugaces, tanto, como los inapresables momentos de verdad, si los hubiera.

La Palabra, destino y obsesión en mi vida, encontró, en todos y cada uno de mis días sus derroteros: Poesía y Psicoanálisis, "trabajar en lo imposible de decir".

La Palabra y la propia Existencia, un Trazo, una forma de Escritura sobre el Mundo, una Escritura que, luego de producida, nos reescribe."

.................................................................

Lic. Virginia Edit Perrone
Para visitar El Trazo: http://virginiaperrone.blogspot.com



Bordes y desbordes de la Palabra.

Es lanzado jugar con los bordes y los desbordes de la Palabra y conseguir quedarse en ese filo misterioso, del lado de la Lírica. Quien clave las guampas de sus codos y se acode en el trabajo lujurioso de artesano hablante, o quien se deje ganar por la flecha que el inconsciente lanza para que el codo, la yema o el teclado escriban.... aquí, ahí, allí... , en ningún caso importa ya con qué procedimiento se realice, importa con qué valentía se cometa. Y aquí, allí, ahí, hay Poesía si hay valentía cometida, y la voz de ventrílocuo burlando la palabra vacía.

Qué si no el Poeta, qué la Poesía.
El Poeta se atreve a su ventrílocuo, a su pesar o contra todo canon. Des-trazar, descerrajar la Palabra para entregarla en jirones, desborde en equilibrio Lírico; epopeya incorrecta como todo lo Bello. Entonces tan Bello. Tan Poesía.


…………………………………………………………………………….





No hay sequía de la dulce.

Hay hilanderas que tejen

hilos dulces con hilos de acero.

…………………………………….



Si me callo, soy la niña del

vestido de plumetí verde.

Escribiré hasta que el Mundo

caiga de mi último ciruelo.

………………………………………….



Por qué no ser así, leve,

y pintarse azules los huecos

y lloverse en las tardes.

……………………………………………..





Canto en las sombras, entre

sed y silencio, canto, como

esa prostituta inconfesa.

………………………………….



Vengo de la noche, de tu pecho

en sombras, de los dulces astilleros

del Amor Proletario, vengo.

…………………………………………


Para descargar Paradecir N° 22 - Virginia Perrone, hacer click:

http://www.mediafire.com/file/zqmemdl3ymn/Paradecir 22 - Virginia Perrone.doc

viernes, 29 de mayo de 2009

Se nos ha ido como del rayo...



COMO SI NADA

Si esta pobre existencia es como un puente
colgante entre dos áridos mutismos

vale decir entre dos muertes

a todas luces (o

mejor a todas sombras)

lo inapelable lo definitivo

lo importante vendría a ser la muerte


¿o no?somos cardúmenes de vivos

que navegamos ciegos / consolables

de muerte a muerte y sin escalas



de esta tregua brevísima querría

llevarme algunas cosas

verbrigracia el latido del amor

el libro que releo en los insomnios
la mirada sin niebla de los justos

y otra vez el atido del amor




esto de no ser más / de terminarse


tiene algo de aventura o de presidio


del ocaso al acaso media un palmo


de la nada a la nada va una vida

allá lejos / la simple ceremonia

de esa boca de niño junto aun pecho


de madre manantial


es un envite inútil a la nada


un simulacro espléndido / un adiós




pero la nada espera / no se olvida


de todas sus promesas serviciales


sus lágrimas de paz y protocolo


sus grietas en la tierra y en el cielo




¿cómo no ser curioso?


¿cómo no hacer apuestas a favor


o en contra hasta que alguien


pronuncie el no va más?




estoy henchido de curiosidad


callado como un pino en el crepúsculo


cuando el sol / ese impar / muere de a poco


y también él esconde sus vergüenzas




curioso y en silencio / yo me espío


a ver si la esperanza cicatriza


o si las servidumbres se desmandan


o si el secreto a voces me concierne




estoy flotante de curiosidad


ávido de saber o de sufrirme


flotante entre mis miedos


esclavo de mis auras


señor de mis cenizas




alguna vez la nada será mía


y yo / curioso


la venderé al mejor postor


y si él / a su vez / desencantado


la subasta en la plaza /


podré esfumarme al fin


como si nada




MARIO BENEDETTI (1920-2009.. toda una vida)

***





Para descargar este recuerdo a don Mario hacer clic aquí:

http://docs.google.com/View?id=dg28ggr8_82hnpnw6gv

martes, 31 de marzo de 2009

GABRIEL por Carlos Barbarito


 Hace muchos años me llamó por teléfono un amigo. Una parienta suya le había traído de regalo, de New York, un disco. Quería que yo lo escuchara, era una grabación en vivo y el grupo se llamaba Genesis. No tardé en llegar a su casa y, de inmediato, lo pusimos en la bandeja de su Inelro. A medida que avanzaba la audición coincidimos en que no se trataba de un grupo más, que era diferente y le auguramos un futuro inmenso. No es que fuéramos adivinos, se notaba y claramente que no estábamos en presencia de un grupo de un solo disco, o dos a lo sumo. Era 1974, un año después del lanzamiento del disco a nivel mundial. Aquí se editaría bastante más tarde. En la tapa del vinilo, alguien, en primer plano, extrañamente ataviado. Se llamaba -se llama- Peter Gabriel. Enumero los temas, con creciente emoción:Watcher of the Skies, Get´Em Out by Friday, The Return of the Giant Hogweed, The Musical Box, The Knife. Nos preguntamos: ¿quién es este Gabriel? ¿de dónde salió? Preguntas un tanto difíciles de encontrar una respuesta, lejos estábamos entonces de Internet y salvo Pelo, no llegaban a Pergamino, donde vivíamos, revistas de rock (¿había alguna otra por aquellos años?). Pocos eran los discos que llenaban la mínima batea de La quena, la única disquería, en la calle san Nicolás, porque no llegaban desde Buenos Aires o porque discos de la llamadamúsica progresiva no se editaban localmente. Muchas veces el dilema era importado o nada.Con la posibilidad actual de bajar desde la red cualquier música, uno olvida a veces lo difícil o directamente imposible que era obtener algo de King Crimson, Yes, Emerson Lake and Palmer, Soft Machine, Gentle Giant, Pink Floyd  y otros, incluso, esto parecerá abusurdo, llegamos aimaginar discos porque de ellos sólo teníamos algún comentario escrito. Salvo Pelo no disponíamos de otra fuente. Junto con Keith Emerson, Jon e Ian Anderson, Robert Fripp y Roger Waters, Peter Gabriel fue, desde entonces, un amigo cercano, un compañero de ruta.

 

     En agosto de 1975, Gabriel abandonó Genesis. Nos pareció una noticia lamentable, auguramos el fin del grupo -que no fue ya que se mantuvo con dignidad mientras permaneció Steve Hackett y luego sobrevivió, ¡hasta hoy!, con productos muchas veces lamentables-. El silencio duró dos años. En 1977, nos enteramos, vaya uno a saber cómo, de la inminente salida de su primer disco solista, que, editado aquí, escuchamos en casa del infaltable amigo que tiene todos los discos. Desde entonces y hasta hoy, si no me equivoco al cabo de dieciséis títulos y varias recopilaciones, Gabriel recorrió un camino donde predomina la coherencia, el respeto y una notable calidad. Durante años ansiamos verlo en vivo, pero, teniendo en cuenta, la escasa afluencia de músicos extranjeros durante los setenta y la lejanía por entonces de Buenos Aires de la ruta de sus giras, no abrigábamos esperanzas. Eran los años de la dictadura: prohibiciones, censura, acoso, silencio, persecución. Tuvieron que pasar los años para que la visita sucediese, en 1988 se organizó una serie de  festivales a través de Amnesty International. Cierro los ojos y retrocedo hasta el momento en que Gabriel salió a escena, ante una multitud que colmó el estadio de River, lo veo todavía sentado al piano cantando Red Rain.Y lo veo, en compañía de Sting, Bruce Springsteen, Tracy Chapman y Youssou N´Dour sobre el escenario. Juntos cantaron Get Up, Stand Up deBob Marley.  


    No estuve en el segundo concierto de Gabriel en Buenos Aires, en 1993, cuando presentó, en el estadio de Vélez, Secret World Tour.  En ese mismo estadio se presentó el domingo 22 de marzo, y allí sí estuve. Lejos de la magnificencia de otras presentaciones, el desempeño de Gabriel tuvo lugar en un marco casi despojado. Sólo una pantalla de fondo cuyas imágenes tenían relación con cada tema. A modo de prólogo, antes de cada canción, Gabriel leyó un escrito en español, con dificultad. El escenario despojado -esto me parece importante- nos obligó a concentrarnos en la música -que es, obviamente, lo fundamental-, sin casi ningún otro elemento distrayente. Fue, a lo largo de más de dos horas, una retrospectiva que abarcó sus treinta y largos años como solista, secundado por una banda impecable: mi admiradísimo Tony Levin en bajo, Richard Evans y David Rhodes en guitarras, Angela Pollack  en teclados, David Lynch en batería y Melanie Gabriel en coros -fue la voz solista en el único momento en que su padre salió de escena, interpretó Mother of Violence-. Fue una nueva confirmación de su talento, magnetismo y autenticidad. Hubo dos bises, pedidos por un público estimado en una 35.000 personas; cerró con Father, Son, Gabriel en piano y Levin en bajo, y su ya legendaria Biko.Claro, cada uno guarda para sí un momento que considera precioso. Para mí fue cuando sonóSan Jacinto, luego de que el propio Gabriel explicara la génesis de la canción: un indio nortamericano que, para ser considerado guerrero, debe resistir en el desierto con veneno de serpiente cascabel en su sangre -historia que el propio nativo le contara al músico, hace años, en Los Angeles-.

 

 

miércoles, 25 de marzo de 2009

LA DEL BUEN AYRE - Oscar Peretto


Oscar nos confió el borrador de la letra de esta zamba/chacarera (según se mire/escuche). En ella nos cuenta cómo ve a la autopista del Buen Ayre como una serpiente que cada día pone un nuevo huevo: una nueva casilla.

Para escuhar LA DEL BUEN AYRE (zamba rápida o chacarera lenta)


lunes, 2 de marzo de 2009

Otros elefantes regresando a la constelación de Orión

La 

poesía, esa inexplicable conexión de palabras y latidos nos sigue reuniendo. 

Hace tiempo publicamos una particular selección de poemas de Marcelo Marcolín que, 

hace unos meses nos fue devuelta “corregida y aumentada” por su autor.

 

A pesar de repetir algún material, nos parece importante compartirla y mantener vigente la presencia de este buen amigo y excel

ente poeta.

 

Marcelo es uno de los poetas que caminó las ciudades del conurbano, la gran metrópoli (sin superman, claro) y se desparramó por América Latina.  Su poesía refleja su tiempo y su vida, que es parte indivisible de ese tiempo «sobrevivido».  

Siempre ha reivindicado su pertenencia a los grupos «subterráneos» de los setenta (del siglo XX, claro), durante el tiempo inmediato anterior a la dictadura, esa orgía de semi libertad que desembocó en la locura. Haber caminado las calles durante los años duros, sin reivindicar ningún bando, pero siendo libres en medio de la represión, animándose a las hojitas con poemas, a los inocentes e insolentes gritos de rebeldía mimeografiada.  Esto lo ha marcado, como a muchos, y desde ese tatuaje del alma creció como poeta.  

Heredero de los mufados de los sesenta (Grinberg dixit), pariente de los beatnik y los malditos, Marcelo mantiene una línea que puede notarse en sus poemas desde los comienzos.  Esta «línea» no contradice el notable crecimiento literario (y humano, claro) desde POEMAS (1978) hasta EL VIEJO AUTOMÓVIL DE LOS SUEÑOS (2005). Sepan disfrutarlo.

 

Luis C. Aguirre


 HOJAS DEL AIRE

 

 

Desciende desde tan lejos el grito Acalián

desciende y se torna en voces que aúllan estas veredas del insomnio

mientras los ángeles maricas que esta ciudad propone

desvalijan los sueños de otro amanecer rioplatense.

Silencio nos han pedido los señores del poder

silencio para sanar nuestras bocas infectadas

silencio en el peregrinaje de la noche subterránea.

No he podido con los retos del más allá

mucho menos quedarme sentado en la carretera derrotada

hemos viajado desde el mar de Eros hasta la constelación de Afrodita

hemos sentido el calor entre las piernas de la victoria

y el sudor que despeina una semana entre tus desvelos.

Ámsterdam simula las luces de un amor fallido

y éramos tan pibes corriendo de aquí para allá

Parque Rivadavia y luego mates alucinados en Plaza España

eternos trenes violetas jugando en las vías del deseo

y piernas & bocas & papeles & pantalones & Artaud & Janis

& las guitarras en el cielo de Moguer & Allen Ginsberg sentado

junto a Bob Dylan frente a tu tumba & los collares de colores brillantes

enlazando tus pechos adolescentes

& Lennon cinco disparos en la noche asesina de NY & la larga ruta hacia el país de los enviados para fecundar el horizonte

& Jack Kerouac conduciendo el viejo automóvil de los sueños

 & Miguel leyendo su poema visionario

en la penumbra de aquella sala de la clandestinidad

& aquel viaje a oscuras con la lluvia

golpeando las ventanillas & todas las hojas eran del viento & Guevara abriendo

los portales de aquella década & porciones de gloria recorriendo tu cuerpo

vestido de noviembre & las calles decididas entre poemas y sonidos

vertiginosos de rock and roll & la muerte como excusa de un futuro demasiado joven.

Otros rostros volvieron a la plaza del encuentro

otras marcas bajando sus neutras palabras en la tarde de la conspiración

con un marzo que creía que todo lo podía y estaba por verse

pero no era así el baile alucinado bajo el cielo de diamantes.

Corredores de fuego en las generaciones alternativas,

bocas expandiendo el grito bajo la noche de los demonios,

eras el vino derramado sobre la lengua de la historia,

eras la última estrella en el rincón certero de esta ciudad.

Regresamos y ahora caminamos los espacios vacíos

todo el espacio se abre ante la mirada retrospectiva

aguas claras del Olimpo fluyen sobre nuestras camisas rojas

bajan de las tierras altas que marcan otros horizontes

los pájaros de octubre despiertan y sacuden las ropas de ayer

en el alba ardiente tu boca calma la furia de los relojes en el tiempo

y tus piernas de agua llevan mis palabras naufragas hacia el puerto de la gloria

entonces la palabra sagrada, entonces América despeinada,

ahora los cuerpos / los sueños / cascabeles andaluces

y el poema fantástico danzando en el patio de mi abuela.

 

 

Bajar el N° 21 dedicado a Marcelo Marcolín, completo:

http://www.4shared.com/file/90312167/96b452d9/Paradecir__21_-_Marcelo_Marcoln.html