lunes, 24 de octubre de 2011

HOMENAJE A MIGUEL GRINBERG, 50 AÑOS DE LUCIDEZ IMPLACABLE...

martes, 20 de septiembre de 2011

Juan Luis Giménez Victorica


Paradecir es un lugar en que se encuentra la poesía con la vida cotidiana. Esas dos posiciones  parecen no tener conexión y sin embargo no pueden una sin la otra…

La vida cotidiana en la urbe, llena de ruidos inconexos, de parloteos crueles y frívolos, llena de huecos… Sin embargo en esa ráfaga de mediocridad anda la poesía, vibrando… haciendo vibrar.

Por ese terreno transita la poesía de Juan Luis Jiménez Victorica, nuestro invitado de esta "entrada". Pocos trazos, pocas palabras y mucho contenido.

Pocas palabras para decir casi todo. Desconectar el dispositivo de ruido masivo, salir de la mirada del gran tirano que siempre nos mira (como en la profecía de Orwell) y sentarse un rato con Juan Luis a vibrar su poesía, no lleva mucho tiempo.

Afectuosamente, Luis C. Aguirre








Juan Luis Giménez Victorica nació en San Miguel, provincia de Buenos Aires, en 1965.

Es profesor de legras recibido en la Universidad de Morón, donde también ejerce la docencia. Ha publicado en distintas revistas literarias ensayos y poemas. Desde 2001 es codirector de la revista La Bota Literaria. En 2006 publicó el libro de poemas Ese velado grito. En 2009, junto a Natividad Acosta publicó Comuniones cotidianas, de donde se han extractado los poemas de esta selección.




II

Bajo los pliegues de su piel
nuevos enigmas danzan
rituales de la lluvia.


III

¿Qué perfume tendrá
tu piel recién dormida?


V
Huele
a lluvia,
a inocencia,
a niño recién llegado.






VI   

Ella transita cada noche,
los surcos de su cuerpo
hechos memoria.


XI

"No he olvidado su voz'' afirma en sueños.
"Es  arrullo, cascada, cantos de cuna."

XII

Otros cielos en sus ojos
cada noche descubrí.



XIII

Volví
en lluvia
a lavar
sus pies cansados.

XIV     

En sus blancos hombros,  
inocencias nuevas.


XV
Abrigo del viento
son sus manos de niña.




XIX

Cuerpo universo,
cuerpo alimento,
cuerpo dador.
Cuerpo
que a cuerpos da vida,
cuerpo de muerte vencida.
Cuerpo ternura, cuerpo vientre,
cuerpo senos, blanca sangre.
Cuerpo total,
cuerpo caricia,
cuerpo madre
de su hijo nacido.






















lunes, 5 de septiembre de 2011

MARCELO MARCOLÍN (1957-2011)


video



ORACIÓN CON MARCELO

Como hubo un cielo poblado de Raúles
(cric y crac)
ahora se llenará el cielo de Marcelos.
Se vaciarán los micros que llevan
soñadores por los caminos.

América del Sur
se ha quedado vacía de Marcelo,
los poetas locos, los malditos,
los marginados de la luna
se han quedado mirando abajo
con el corazón frío de Marcelos.

Esta tarde de septiembre
viajaremos en un Citroen 3 CV
hacia otros sueños
o hacia el mismo sueño
de libertad y de vientos.

No pudo la tortura ni el exilio
con su poesía
y no podrá la muerte con su voz,
porque seguiremos inundando este mundo
absurdo
de elefantes de Orión
saliendo de tu pecho.

Gracias, Marcelo por tu alma,
la enarbolaremos cada mañana
hasta que volvamos a casa contigo.
Amén

(Luis Carlos Aguirre)


OTROS ELEFANTES DE REGRESO DE LA CONSTELACIÓN DE ORIÓN:
https://docs.google.com/document/d/1VeJnnBCmGeEHeK1hBaqb_5GTmW1_rjwxajJwXG8m01w/edit?hl=es

martes, 14 de junio de 2011

Pancho Tarrío...

Mientras leas estas pocas palabras, por favor, escuchá esta canción:

video


Parecería que somos frágiles y fugaces, pero no es así, somos potentes e indelebles, células obstinadas del universo, titanes emblemáticos, y pasan los rostros vacíos por las calles peatonales mientras los poetas y los artistas escriben las elegías que mantienen erguido a un planeta averiado pero indómito, que escupe ceniza, detiene aviones y riega con silicio las cosechas futuras. Salve Pancho, todas las alabanzas para vos.
Participantes del Encuentro de Convivencia de Antimitomanía en 1979 -
Pancho con sobretodo marrón, salido de la fila...
Miugel Grinberg

Panchito, maestro del rotring, de la tinta china y de aquellos minuciosos puntitos de horas y horas arriba del tablero, para revelarnos lo que era una galaxia sobre un papel. Tu alumno te va a extrañar.
Gustavo Silva

Panchito, todavia recuerdo el micro que casi me haces perder en once cuando yo tenia que ir hasta retiro para viajar.. te recuerdo viejo A PASSION PLAY
Jorge Néstor Cornejo


Dibujo para Antimitomanía 6
Portada Antimitomanía 15
 Pancho Tarrío se comunicó por correo en 1974 con Daniel Serra y conmigo al haber conocido el primer número de Antimitomanía. Esas cosas del universo quisieron que su casa estuviese a pocas cuadras de las nuestras en Bella Vista (Gran Buenos Aires). En ese entonces todavía no era un perscusionista sino un talentoso dibujante y un incontenible "degustador" de Jethro Tull (tenía TODO de Jetrho, incluso discos repetidos en varias ediciones).

Estuvo siempre presente en las propuestas de Antimitomanía, fue un increíble anfitrión en largos encuentros en su casa, incluyendo en esa virtud a sus padres, personas de increíble generosidad y apertura ante tanto "bicho" raro que empezaron a "caer" en su casa viniendo de todos los puntos cardinales...

Participó de los Encuentros de Música y Poesía. Colaboró ilustrando algunos números de Antimitomanía y un par de portadas...

Luego se fue volcando más a la música y dejando guardado sus "rotring y tinta china", como dice Silva.

Ahora se nos ha ido y su sonrisa e invencible simpatía nos acompañarán siempre...

Roberto Coluccio, Alejandra Monsalvo, Pancho Tarrío,
Viviana Bonzón y Sergio Bonzón (sentado)

domingo, 22 de mayo de 2011

Para los "abuelitos que escuchan rock vetusto"

video





South side of the sky
(Jon Anderson/Chris Squire)

A river a mountain to be crossed
The sunshine in mountains sometimes lost
Around the south side so cold that we cried
Were we ever colder on that day a million
Miles away
It seemed from all eternity
Move forward was my friend's only cry
In deeper to somewhere we could lie
And rest forthe the day with cold in the way
Were we ever colder on that day a million
Miles away
It seemed from all eternity
The moments seemed lost in all the noise
A snow storm a stimulating voice
Of warmth of the sky of warmth when you die
Were we ever warmer on that day a million
Miles away
We seemed from all eternity
The sunshine in mountains sometimes lost
The river can disregard the cost
And melt in the sky warmth when you die
Were we ever warmer on that day a million miles away
We seemed from all of eternity


El Lado Sur del Cielo

Un río, una montaña para cruzar
El rayo de sol a veces se pierde en las montañas
Alrededor del lado sur hace tan frío que lloramos
Acaso alguna vez tuvimos tanto frío como ese día,
Un millón de millas lejos
Parecía toda una eternidad.
Sigue adelante, fue el único lamento de mi amigo
En lo profundo hacia algún lugar
en el que podamos acostarnos
Y descansar de día, con el frío en el camino
Acaso alguna vez tuvimos tanto frío como ese día,
Un millón de millas lejos
Parecía toda una eternidad.
El momento parece perderse dentro de todo el ruido
Una tormenta de nieve, un voz estimulante
De la calidez del cielo, de la calidez cuando mueres
Acaso alguna vez tuvimos tanto calor como ese día,
Un millón de millas lejos
Parecía toda una eternidad.
El rayo de sol a veces se pierde en las montañas
El río puede olvidarse del costo
Y fundirse en el cielo, es tan cálido cuando mueres
Acaso alguna vez tuvimos tanto calor como ese día,
Un millón de millas lejos
Parecía toda una eternidad.

Traducción "robada" de:
http://rocko.blogia.com/2005/081201-yes-south-side-of-the-sky-el-lado-sur-del-cielo.php

domingo, 15 de mayo de 2011

No hay respuestas, solamente más preguntas...

Tengo que admitir que la vida es un instante y una eternidad.  Es frágil como un soplo y eterna como el mar.  La soberbia de los humanos los ha hecho pensarse exclusivos y superiores. Han armado infinidad de cosmovisiones, mitologías y sistemas de pensamiento para calmar su angustia de pequeño animalito desterrado del paraiso.  Nada se sabe de lo que piensan o sienten los demás seres y esa ignorancia ha servido para que el humano suponga  su superioridad.
La única seguridad que tiene el humano es su pequeñez, su absoluto desamparo. Cuando sale de su cueva en la noche estrellada y levanta la vista hacia el infinito puede tomar conciencia de su dimensión.  Un pequeño simio lampiño escrutando el universo parado sobre una roca viajera en el vacío insondable.  Allí imaginó constelaciones y comenzó a soñar con dioses y héroes que den contenido a sus dudas.

Parado frente al cuerpo inerme de un semejante muerto, desgarrado por la certeza de no verlo despertar más, tuvo necesidad de responder a su terror.  Supo que más temprano que tarde él también (y todos) estarían en iguales condiciones. Es así como comenzó a buscar una eternidad.  Una estrella que le muestre una realidad menos cruel que la de la muerte, la descomposición, el polvo, el olvido.  Se dio cuenta que polvo era y que en polvo había de convertirse

¿Se hacen estas preguntas los individuos de otras especies?  Nadie puede responder a esto. Tal vez no, tal vez tengan las respuestas o no las necesiten.  Ellos no fueron expulsados del jardín del Edén, de manera que corren desnudos por la vida tratando de no tropezar con los temibles humanos. 

Habiendo construido "civilizaciones" que contengan sus incertidumbres en frasquitos de certezas, no logra acallar su angustia de exilado.  No hay construcción que haga guardar silencio a la vocesita que, en las noches, interroga sobre la noche definitiva.

Hay viejos libros que prometen felicidades o dolores eternos, según se sigan las instrucciones más o menos ambiguas que proponen. Pero no hay testimonios claros de su veracidad. 

No hay respuestas, amigos, no las tienen los sabios, solamente hay más y más preguntas...

(Fragmentos de la "libretita" del autor)

martes, 26 de abril de 2011

El "mientrastanto..." y una preocupante novedad

Hace tiempo que no publicamos poetas en Paradecir. Tenemos seleccionado material desde hace tiempo, distintos "peros" nos van retrasando. En breve concretaremos un nuevo aporte, tanto en el blog como "en papel".

 En el mientrastanto es bueno un poco de Cosas Rústicas...

Al pasar por la web, por una página que frecuentamos, nos enteramos de una preocupante novedad que, en una extraña coincidencia, tiene que ver con Edelmiro. Queremos compartir la preocupación, invitando a visitar este sitio: http://www.losinconseguiblesdelrock.com/2011/04/fuerza-edelmiro.html

A la derecha repetimos el link. ¡Fuerza Edelmiro!

video